Chavo del 8, el Chapulin Colorado y Chespirito

Único sitio web dedicado por completo al programa #1 de la televisión humorística y a la obra de Roberto Gómez Bolaños "Chespirito"

Historia, curiosidades, videos, fotos inéditas, biografías y material exclusivo. Conviértete en un verdadero fan!

Entrevista a Ramon Valdes en 1976

Noticias recientes

Lo bueno, lo malo y lo feo de El Chavo Kart

Lo bueno, lo malo y lo feo de El Chavo Kart

abril 22, 2014 - Uno de los programas que más vi en mi niñez fue El Chavo del 8, una de las tantas creaciones...

Gómez Bolaños lucido, dice Vivar

Gómez Bolaños lucido, dice Vivar

abril 10, 2014 - El actor Édgar Vivar señaló que Roberto Gómez Bolaños está delicado, sin embargo mientras esté a nivel del mar, no...

Conviertete en un verdadero fan del Chavo del 8
 

El Chavo del 8

El personaje principal del programa del Chavo del 8, un niño huérfano que se instala en una vecindad habitada por personas de buen corazón y que a pesar de los problemas, logran de un modo u otro aceptar a nuestro personaje y hacerlo formar parte de su familia.

El Chavo, personaje del programa del Chavo del 8

No conocemos su nombre verdadero, pero si lo tiene y él lo sabe; a pesar de que ha querido revelarlo, en ese preciso momento y sin querer queriendo alguien lo interrumpe y no nos ha permitido escuchar como se llama… por eso simplemente lo nombramos como “El Chavo”.

El Chavo es un niño huérfano, muy pobre, con gran imaginación y algo distraído, tiene tan sólo 8 años de edad y eso no ha sido impedimento para que haya realizado muchos trabajos, todo con tal de sobrevivir.

Cierto día entró a una vecindad de México, no portaba muchas pertenencias, pero si tenía algo claro… llevaba hambre. Esa vecindad que lo recibió, se convirtió en su hogar.

El Chavo del 8, personaje de Roberto Gómez BolañosEse niño se hizo presente en la vecindad con tan sólo cuatro años de edad, su primer contacto fue con don Ramón, quién se encontraba fotografiando a su hija. Ahí conoció lo que más tarde se convertiría en su hogar y su familia; también recibió su primer regalo, unos viejos zapatos negros que le pertenecían al papá de la Chilindrina. Ese momento fue muy difícil de olvidar para él, ya que los zapatos aun los conserva y utiliza.

El Chavo asegura vivir en el departamento #8 de la vecindad, la cual desde luego, no paga mensualidad para vivir y aunque nunca se mencionó, suponemos que el Señor Barriga (el dueño de la vecindad), no le cobra alquiler. Esta vivienda del Chavo es un misterio, conocemos poco de su lugar de habitación, podemos asegurar que se encuentra en el segundo o tercer patio y que está ubicado en la planta baja, también pudimos conocer que comparte la vivienda, pero no sabemos con quién.

Muchos misterios rodean a nuestro personaje y no creemos que se lleguen a revelar.

Como a todo niño, le gustan los juegos; su imaginación es un fiel amiga, ya que acude a ella para realizar todo tipo de aventuras. Puede convertir una escoba en un bate de béisbol, una lata en balón de fútbol o una simple vara de madera en espada. El poder de su imaginación es muy amplio y se desarrolla aún mas al no poder contar con los juguetes que deseara tener.

Personalidad

El Chavo es un poco tímido, creativo e inocente, pero al mismo tiempo y debido a su situación personal, puede convertirse en un niño insolente. Le gusta ayudar a los demás y es victima de muchas injusticias. A pesar de ello, tiene un gran corazón y logra ganarse el cariño de los miembros de la Vecindad.

Tiene algunas características muy particulares dependiendo en la situación en la que se encuentre. Las buenas noticias lo entusiasman y las recibe con mucha alegría, ya sea con saltos, moviéndose, intentando expresarse pero la emoción no se lo permite, etc. En la contraparte, cuando la situación amerita llorar, lo hace de una forma particular, emitiendo un sonido tipo “pi, pi, pi, pi…”. Para calmar sus penas acude a su barril, en donde encuentra un momento de paz, una vez que logra volver a la calma, se reintegra al grupo.

Algo muy propio y bastante extraño, es una enfermedad que sufre y la que han denominado la “garrotera”. Se presenta en su reacción cuando algo lo asusta mucho (y todos sabemos que es bastante miedoso)… la garrotera lo inmoviliza por completo, similar a un desmayo pero su posición se mantiene en pie; afortunadamente vuelve en si al tirarle un poco de agua en su rostro. Él mismo, bajo sus propias palabras, al presentarse la garrotera “siente como si sintiera que no estuviera sintiendo nada” (?… chanfle!)

Vestuario

El Chavo viste con una indumentaria muy pobre. Siempre porta una gorra de color verde, ya gastada, que le cubren sus ojeras, la camiseta es a rayas, él mismo dice tener dos (la que lleva puesta y la vieja), los colores ya pierden su color original, la acompañan algunos parches o remiendos.

Su pantalón varía dependiendo en el lapso de tiempo en el que encontramos al Chavo, pero es el complemento de sus otras pertenencias. Su color puede ser amarillo o blanco, muy sucio, y lo cubre hasta abajo de sus rodillas. Utiliza tirantes que se recuestan sobre uno de sus hombros (generalmente el izquierdo). Los zapatos son negros con cordones amarillos, muy gastados… más tomando en cuenta que don Ramón se los regaló cuando llegó a la vecindad.

Frases

Dependiendo la situación en la que se encuentre, escuchamos al Chavo expresar repetidamente algunas frases, algunas causan desesperación, otras más bien calma la situación en la que se pueden encontrar.

“Bueno pero no se enoje!”, “Eso, eso, eso, eso…!”, “Se me chispoteo!”, “Ahora si te toco el ocho”, “Es que no me tienen paciencia!”, “fue sin querer queriendo”, “zas, zas, que yo jugaba…”, entre otras.

Vota por esta canción:
(23 votos, promedio: 4,65)
Loading ... Loading ...